domingo, 3 de mayo de 2009

Las diferentes y diversas maneras de interpretar los sucesos políticos.

Resulta que, hace unos días, que vengo de encuentro en encuentro, con actividades y personajes de la izquierda tradicional, abstracta y zopenca argentina. La izquierda, con sus variantes maoístas, trotskistas, estalinistas y vaya uno a saber que diferentes corrientes existen, tiene una capacidad tan grande de destruir todo proyecto viable, que uno a veces se le ocurre por la cabeza si no estarán financiados por el enemigo realmente. Siempre están al acecho de los espacios sociales (asambleas, centros de estudiantes, etc.) para coparlos partidariamente, y básicamente, destruirlos. Esta pobre gente, que más que Marxistas, son Marxianos. Parecen más pastores evangelistas que revolucionarios. Todo para ellos es negativo a menos que, por supuesto, venga de su partido. Un claro ejemplo de esto es que no alzan ni reconocen héroes o mártires de la clase obrera argentina (por ejemplo, Felipe Vállese) y jamás de los jamases han analizado la historia nacional con profundidad, para ellos la disyuntiva es, fue y siempre será Proletariado o burguesía (tanto en los países coloniales o semicoloniales, como en las potencias económicas) y cualquier aspecto de la lucha de clases que a simple vista salga de esta disyuntiva es para ellos un claro enfrentamiento entre fracciones de la burguesía. Obviamente, con simple verso de manual no tienen la capacidad teórica para explicar los fenómenos como el peronismo o socialismo del siglo XXI, al que lo clasifican de bonapartismo (obviamente utilizando el término fuera de contexto), o lo descalifican como populismo (con los mismos argumentos que te podría dar Mariano Grondona a veces).


Ya, Lenin y Trotsky en la 3ra (si no me equivoco) internacional, hablaron sobre el accionar revolucionario en los países oprimidos por el imperialismo. Aconsejaron estos que en tan solo en los países desarrollados eran necesarios los frentes clasistas de izquierda, y en los países oprimidos por el imperialismo (como lo fue Latinoamérica toda su historia) debían estar los frentes nacionalistas.
Trotsky agregó que, en los países oprimidos por el imperialismo, se daban dos tipos de regímenes bonapartistas: uno reaccionario, apoyado en el imperialismo para reprimir el accionar revolucionario de las masas; y otro progresivo, que se apoya en el movimiento de masas para confrontar al imperialismo (¿cabe duda donde entra el peronismo?) Por supuesto, la existencia de uno u otro da el tono de la política de los revolucionarios, no pudiendo tomarse como iguales, ni traslaparse uno por el otro. Y para ahondar en la cuestión, veamos lo que Trotsky decía respecto al gobierno de Lázaro Cárdenas (un Perón o un Chávez de los años 30) y su medida de nacionalización del petróleo, respondiendo a una campaña que lo hacía (a Trotsky) responsable por la medida: “Para desacreditar la expropiación a los ojos de la opinión pública burguesa, se la presenta como una medida “comunista”. La ignorancia histórica se combina aquí con la mentira conciente. El Méjico semicolonial lucha por su independencia nacional política y económica. Tal es, en su estado “actual”, el contenido fundamental de la revolución mejicana... En estas condiciones, la expropiación es el único medio serio de salvaguardar la independencia nacional y las condiciones elementales de democracia.
Se puede ver en estas palabras que el elemento central a tomar en cuenta para formular el que hacer de los revolucionarios en los países semicoloniales es ponerse en la vereda contraria dónde se encuentran los intereses del imperialismo, sus medios de comunicación y sus lacayos. Pregunto (y se las dejo picando): ¿el 28 de junio en Argentina, donde van a estar los intereses del imperialismo, su presa y sus lacayos? ¿Con el gobierno o con la oposición?

Gentuza como Altamira (PO), que se llena la boca hablando mal del populismo (hoy contra Chávez y Evo), pareciera que interpretan estos fenómenos como un bonapartismo reaccionario y no progresivo (como Trotsky caracterizaba a Cárdenas), no solo negando su visible política antiimperialista, sino también negando sus limitadas pero valiosas medidas sociales y hasta su propia propaganda por el socialismo.
Fenómenos como estos (izquierda zopenca) podemos verlos en diferentes países y diversos momentos históricos (sino me creen, lean “el izquierdismo enfermedad infantil del comunismo” de Lenin) y con distintas siglas por supuesto.

Es obvio, que estos partidos no tienen un mínimo interés en revisar si quiera a sus propios teóricos, así lo que menos pueden decir estas sectas, es que son de marxistas, y menos aún, que son compatriotas revolucionarios.

19 comentarios:

  1. bUEN POST, AMIGO. Resume lo que muchos pensamos acerca de ciertaz izquierdas. Perdónalos, no saben lo que hacen.
    La Tani recomendó tu blog, che (http://tani-aluvionzoologico.blogspot.com/2009/05/vayan-leer-este-pibe.html) Felicitaciones.
    Un abrazo grande y a no a flojar

    ResponderEliminar
  2. Hoy conocí dos blogs que me gustaron. El de Tani (http://tani-aluvionzoologico.blogspot.com/), que te recomendó, y el tuyo.
    Me alegro por ello.
    Acá te dejo algo nuestro, si no pertinente, al menos relacionado:
    http://losperrosdellanari.blogspot.com/2009/04/el-futuro-del-progresismo.html

    ResponderEliminar
  3. k tul el pibitoooooooo!!!!!
    Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  4. che flaco. veamos tus argumentos. en los paises semicoloniales segun vos, la tercera internacional, recomendaba los frentes nacionalistas. eso no es cierto. la linea era la del frente unico antiimperialista con los elementos revolucionarios de la pequeñoburguesía y la burguesía nacional democrática. en 1927 hubo una revolución en china que planteo dos teorias, la de la revolución por etapas, alianza obrera y campesina con la burguesía nacional contra el imperialismo, pleanteada por stalin y sus partidarios y la de la revolución permanente, de que la burguesía nacional es un elemento contrarrevolucionario, más allá de sus contradicciones, en la revolución democrática burguesa y que es necesaria la alianza obrero campesino anticapitalista para llevar la lucha por la liberación nacional, es decir el transcrecimiento de la revolución democrática en socialista. lo mismo sotenia el che.
    Pero si llamar a defender a los movimientos nacionalistas burgueses de mediados del siglo XX, peron, cardenas, vargas, nasser, era una calamidad para la lucha antiimperialista (recordemos que el peronismo condujo a la clase trabajadora a su dertrota en 1976 y entrego el pais en los noventa)confundirlo con la fantochada del kirchnerismo ya es ridiculo (nacionalistas que envian tropas a haiti a defender los intereses norteamericanos?)

    ResponderEliminar
  5. El querido ATEO confunde determinadas cuestiones, "la alianza de clases" no necesariamente se funda en identidades políticas a priori, es decir que los movimientos de liberación, no tienen un caracter nacionalista por la composición de clases, ni un caracter clasista porque asi sea la voluntad de un partido y mucho menos un teórico de segunda como Trotsky. El frente único antiimperialista aca en china y en rusia fue de caracter nacionalista porque la clases dominantes tienen una formación discursiva hegemónica en donde el pueblo es una plenitud soberana negada (para más información leer Jauretche y Hernández Arregui). Por ejemplo Trotsky para reclutar a una parte de la oficialidad y los generales del antiguo ejército zarista realizó la siguiente afirmación: "Los Blancos no vienen por los bolcheviques vienen por Rusia".
    Ahora bien si para vos la derrota del campo popular es por culpa de los nacionalistas, te aclaro que sus victorias también, recordemos: China, Vetnam, Argelia, Venezuela, Rusia de la guerra civil, Egipto, Irlanda, Cuba.
    Y por último, nadie dijo que el kirchnerismo sea antiimperialista, el compañero dijo que se le opone el imperialismo que es otra cosa, asi que lo que vos decís no es cierto.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Liberación: la "alianza de clases" es concreta, la impone quien tiene hegemonia social y cultural y por lo tanto ejerce como dirección política. La construcción del pueblo depende de quien dirige. El contenido discursivo de las clases dominantes no explica nada, lo que explica es su dirección y su política destinada a salvarse como clase negoicando con el imperialismo. La discusión es de programas y estrategias, de sujetos vivos, no de estructuras y bloques históricos inmutables. Eso es formalismo. Las revoluciones que han resuelto la cuestión nacional, han sido precisamente aquellas que superaron a la burguesía nacional (China, Vietnam, Cuba), sujeto ideal y discursivo del llamado nacionalismo burgués, en las otras ocasiones el nacionalismo burgués actuo adormeciendo la tendencia de las masas a enfrentar al imperialismo o conduciendolas directamente a la derrota.
    Las victorias tacticas del "campo popular" fortalecieron un dispositivo estrategico que actuaba en comunión con el imperialismo para detener las revoluciones. El limitado horizonte teorico de un Jauretche o hernendez Arregui no sirve para analizar fenomenos tan complejos. En eso hace falat el brillo de los clasicos, sobre todo León Trotsky. Sacate de encima el prejuicio antitrotskista.

    ResponderEliminar
  7. Camarada Ateo: La alianza de clases es una formación discursiva del marxismo(que tiene un anclaje material), así como los movimientos de liberación nacional los son también. El contextto discursivo de los sectores dominantes explica mucho porque son la fuente de su legitimidad y hegemonía, y a su vez son un recurso liberador, ya lo sostenía Walter Benjamin (intelectual europeo así no se asusta ni rebaja a los latinoamericanos), el salto dialéctico es el salto del tigre, se agazapa para atacar, es decir, que está anclado en un pasado discursivo. Con esto quiero decirle que las fuerzas vivas distan bastante de las clases sociales entendidas a partir de las leyes históricas que postula el marxismo, que el caracter revolucionario o regresivo de un movimiento se basa en la interacción de un universo simbólico que se debe subvertir con las demandas sociales insatisfechas. Cabría entonces esta pregunta ¿las clases sociales son fuerzas vivas? ¿cual es la frontera interna que las separa en una totalidad social? Ahora bien veo que usted confunde ciencia con conciencia, partido con proletariado, vanguardia con éxito. Si no lo confunde, entonces usted es un iluminado y más que ateo es un Dios. Un abrazo de parte de un Cristiano.

    ResponderEliminar
  8. Ahh y me faltó una parte, la cuestión nacional no siempre se resuelve en dirección anticapitalista como por ejemplo Argelia, Irlanda, Egipto, España, y ya veremos el caso de Bolivia.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, por fin puedo escribir en mi blog, se me tildo la computadora las 2 últimas veces que quise contestar a las demandas de los visitantes y bueno, visto que el compañero “Liberación” se tomo el atrevimiento de discutir con el camarada “ateo” sobre la alianza de clases, solo me queda hacerle algunas replicas menores y recomendaciones a Ateo.
    Primero, cuando dije que la tercera internacional (en el 4to congreso de noviembre de 1922) Lenin y Trotsky proponían en sus tesis que el frente único proletario solo correspondía a los países capitalistas desarrollados (donde el antagonismo principal es burguesía-proletariado), mientras que en los países sojuzgados por el imperialismo sugerían un frente nacionalista, a lo que me refería con “frente nacionalista” es al tan conocido en América como frente nacional de Liberación. Que es, la versión Latinoamericana del frente único antiimperialista (se nota que te falta un poco de H. Arregui y Jaureche para entender lo que es el nacionalismo revolucionario).
    Segundo, “Recordemos que el peronismo condujo a la clase trabajadora a su derrota en 1976 y entrego el país en los noventa”: no voy a hablar mucho sobre peronismo pero ya que lo mencionas, el gobierno peronista también condujo a la clase trabajadora al máximo estado de bienestar posible en la Argentina de esa época. Que vos confundas al peronismo progresivo con el neoliberalismo reaccionario en los 90 es tu problema, ya que acá aclare que el bonapartismo reaccionario y progresivo (saca tus conclusiones cual es cual).
    Tercera, cuando vos decís que los procesos revolucionarios que resolvieron la cuestión nacional fueron los que superaron a la burguesía nacional tenes razón, pero te falto agregar que lo hicieron una vez que la nación adquirió una completa autonomía del imperialismo (tal es el caso de Cuba, referente de los movimientos de liberación nacional que no solo recupero la independencia y el protagonismo popular, sino que construyo una antesala de transformaciones en las relaciones de producción.
    Por ultimo, estas siempre invitado a discutir lo que te paresca discutible, pero tratemos que sea sin chicanas (como tu “ocurrente” agregado a la marcha peronista que le escribiste a la compañera Tati).

    ResponderEliminar
  10. Exelente. Estoy en todo de acuerdo con vos , escepto en el tono lapidario con que defenestras a los militantes de izquierda. Durante el menemismo la resistencia en las universidades, por ejemplo, se dio casi exclusivamente por parte de marxistas de todo pelaje, despues les costo adaptarse al cambio.

    Yo creo que hay muchas maneras de ser argentinos, no hay porque pelearse con quienes pueden ayudar para enfrentar a los autenticos enemigos del pueblo: la sociedad rural, por ejemplo.

    Y una cosa mas, aunque esto puede ser polemico: yo sospecho que muchos de los que se creen Marxistas son en realidad anarquistas, solo que no lo saben.

    Saludos y felicitaciones.

    ResponderEliminar
  11. Jaja estimado Daniel concuerdo con vos, no es la primera vez que escribo algo termino bardeando. Quiza es porque me enojo ver en los panfletos del PO que Evo y Chávez son amigos de imperialismo.
    Yo vengo de una familia de militantes de la izquierda tradicional y no es que odie la izquierda, si no que me desepero tratando de combatir al dogmatismo (terrible enfermedad de la izquierda y muchas veces de uno mismo). Tu declaración sobre los marxistas que se creen anarquistas se la habia escuchado a mi padre una vez citando a un amigo trosco que tenia en la adolescencia, pero igual es una buena observación.
    Un abrazo compañero

    PD: no puedo creer que me haya firmado el escritor de la brillante "carta a Jorge Lanata"!!!

    ResponderEliminar
  12. Muy buen artículo, te felicito. Veo que pertenecemos a la misma raza juvenil que se cambia el fotolog por el pensamiento crítico. Somos pocos, pero estamos.

    Salud. Sigo el blog. Si queres pegate una vuelta por el mio.

    ResponderEliminar
  13. Bué... parece que se sacudió un poquito el avispero, cumpita!!! Este muchacho Ateo es la comprobación fáctica de tu hipótesis (los viejos ya nos hartamos de verlos romper cualquier construcción social que no puedan conducir...)

    ResponderEliminar
  14. Esperemos obtener de todos los sectores su cuotita de poder para construir esta argentina de cara a lo que el pueblo quiere y necesita.
    Me gustó leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Pero que loco no ,16 años ,buena madera ,un gusto conocerte.
    Tus viejos te pusieron lautaro ,no ? jeje
    Vuelvo a pasar.

    ResponderEliminar
  16. Tani: jaja se nota que ateo es un tipo inteligente pero que desprecia lo nacional por pensar la argentina desde afuera.

    Mona: Si todos los sectores pusieran su cuotita no tendriamos ningun problema no?

    Guille: si asi es, me pusieron Lautaro, nombre que de chico no me gustaba, hasta que lo vi en leguna mapuche (Leftraru) y cobro un sentido especial para mi, los dos, Lautaro y Leftraru. Un gusto en conocerlo, y le dejo mi mail si quiere conversar (estan todos invitados a agregarlo)
    buscados_vivos@hotmail.com
    o
    Leftraru.defrente@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar

opina coincidiendo con lo que digo o no, pero no pongas huevadas